Fuerzas de Orden Público

Protección seria, soluciones ágiles

Desde arcos detectores de metales a sofisticados sistemas de inspección de personas y paquetería, Rapiscan Systems ofrece una completa gama de soluciones de seguridad para las fuerzas de orden público que no están disponibles en otras empresas. 

Y debido a que somos un proveedor global fiable, entendemos los entornos en los que se trabaja y podemos personalizar un sistema que satisfaga sus únicas necesidades, fácil de mantener, móvil y económico.

Donde se necesite seguridad, allí estará Rapiscan Systems

Comisarías de policía, tribunales, y prisiones, alli donde haya una instalación crítica que asegurar, Rapiscan Systems puede ayudar. Hemos instalado más de 70.000 tipos de productos en sistemas totalmente integrados en más de 100 países.

Si su objetivo es inspeccionar personas, nuestra avanzada tecnología de retrodispersión es fiable en todo el mundo para la detección de armas u otro contrabando. ¿Necesita inspeccionar paquetes grandes o palets de mercancías? Le ofreceremos un sistema de visión dual para una inspección más potente y rápida.

Soluciones móviles para una respuesta rápida

Los profesionales del orden público saben que siempre se puede predecir dónde puede ocurrir un incidente. Esta es la razón por la que Rapiscan Systems destaca en la configuración de sistemas móviles e impermeables para localizaciones en el exterior y situaciones de emergencia. Nuestra gama de soluciones de inspección de paquetería y equipaje incluye sistemas portátiles lo suficientemente pequeños para pasar por puertas estándar, lo mejor para ajustarse a sus necesidades de seguridad.

La facilidad de utilización se iguala a la economía

Cada día, es necesario dejar pasar a los empleados y a los visitantes en las instalaciones, y evitar que pasen narcóticos, armas blancas, armas de fuego, armas cerámicas y explosivos. Rapiscan Systems lo hace más fácil. Las imágenes de alta resolución generadas por nuestros sistemas permiten que sus empleados identifiquen fácil y rápidamente amenazas ocultas y contrabando, así se podrán dedicar menos recursos a la formación.